Doce consejos para políticos comunicantes

Se avecina una ciclogénesis explosiva política.

La consecuencia para los espacios mediáticos será sin duda la extenuación propagandística.

Vendedores del bien común, la tierra prometida, “post-verdades” y la España que todos sueñan, llamarán a todas las puertas.

Es la sobresaturación informativa.

Si es usted político, (lo que es muy probable con casi medio millón de ellos en nuestro país), aquí tiene doce consejos para considerar en sus alocuciones:

  1. Autocrítica: hable de su honestidad, pero sea sincero. No hay nada más cargante que el engreimiento y el victimismo permanente. Lo intentó y lo logró, bien; ¿perjudicó? Reconózcalo y diga lo que debe hacer mejor.
  2. Evidencias, no voluntades: diga lo que realmente puede conseguir, no lo que sueña. No empache con sus megalómanos proyectos inacabables.
  3. Respeto. Algo habrá hecho bien el peor de sus enemigos. El que usted venera mañana puede ser la escoria de las redes sociales. Lance Amstrong salió de un cáncer y ganó después siete tours dopándose. Nadie es perfecto.
  4. Romper la etiqueta. No hay ideologías desde hace años. Tampoco extremos, ni centros. Se han roto los estándares y la generación Z que llega va a lo práctico. No quiere humos, ni saqueadores, ni explotadores, ni líderes criados en escaños. Deje de encasillar y atiborrar con amenazas de retornos diabólicos inexistentes. No le creerán.
  5. Franco vs. Yo: Él está muerto y huele a muerto. Los sepultureros se lo agradecerán.
  6. Fuera alambradas. Bastante tenemos en la opinión pública con problemas reales y serios, como para añadir separaciones, divorcios, alambradas y fronteras.
  7. La ley es la que es. No pida para usted que se la hagan a medida continuamente. La gente normal suele ser legal desde hace muchos años.
  8. Las banderas son un lastre. Deje los pendones para los que viven de quemarlos. Mire al cielo ¿Ve aquel inmenso azul que rodea el planeta? Pues un poco más arriba ya no existen.
  9. Familia, educación, sanidad: tres cosas que muchos repelen como la peste, pero es lo único que construye un país. El dinero, un medio pero no el fin. No se obsesione por quien lo robó. No lo veremos.
  10. Madrid/Barcelona/Barcelona/Madrid: España se está despoblando en el campo y la juventud busca trabajo en Australia. Soria, Teruel y Albacete merecen su atención.
  11. Hable con su perro. Francisco de Asís, el hermano lobo, hablaba con los animales. No se extrañe si encuentra respuestas en la especie animal cuando ya no sabe cómo atacar al adversario.
  12. No se pierda la procesión del Viernes Santo en Murcia. Allí salen todos: Judas, el traidor; San Pedro, el negador y Salzillo, para dar esplendor.

Tengan piedad de sus audiencias. Vendrán días de pasión.

Quizá no gane las elecciones, pero será usted redimido por los media, sus públicos, y al final, feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.