«The last Ship» y lecciones de liderazgo

En estos tiempos de pandemia por el coronavirus  covid19, viene bien recordar las lecciones de un gran serie televisiva: «The last ship»

Para el mundo de la comunicación esa serie demuestra que los bulos y las mentiras pueden bloquear los intentos de mejorar el estado de salud y provocar guerras.

De hecho, la serie postapocalíptica plantea un escenario de enfrentamiento mundial.   Facciones que utilizan a los inmunes para lograr sus propósitos y sátrapas que ven una oportunidad para esclavizar civiles.

Muy lejos de esa situación de caos total, es interesante saber cómo actúa el líder y protagonista de la serie para lograr la solución.

Básicamente, transmite confianza en la victoria, espíritu de sacrificio y búsqueda de la justicia.

Son tres principios que modulan todos sus mensajes, sus conversaciones, sus tácticas y, en definitiva, sus decisiones.

En cuanto a la estrategia sanitaria, el barco  «USS Nathan James» con su tripulación, se convierte en el único elemento capaz de estabilizar la investigación y diseñar una vacuna. Trabaja en red y con escasos medios disponibles.

Ese liderazgo es precisamente el que necesitamos tener en breve: un comité científico global que pueda trazar criterios coordinados entre países para erradicar la pandemia con autoridad.

Esta serie no es muy recomendable para los que necesitan un poco de serenidad en estos momentos, pero es de obligada revisión para cualquier dirigente.

Las primeras potencias científicas mundiales como Estados Unidos y China van a liderar la solución, y en ese barco, estamos todos.

@TheLastShipTNT

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.