Operación QR, el verdadero atractivo

Una de las tendencias que puede estar de moda este verano es tatuarse un QR en el brazo. De este modo, todos sabrán nuestro número de followers, si la foto de nuestro perfil de LinkedIn está actualizada y cuántos likes hay en nuestro Facebook. En conclusión, la visibilidad será más “real” que nunca.

Pero al margen de ofrecer una información instantánea, los QR son el reflejo de que las marcas necesitan ser sociales y, sobre todo, inmediatas en la comunicación de su imagen. Con su expansión, se ha convertido en un elemento imprescindible para el valor añadido de la empresa y la diferenciación de sus productos.

En una reciente Feria en Barcelona tuve la oportunidad de comprobar que la mayoría de las personas que se acercaban a nuestro stand escaneaba el QR. Tan sólo hubo un caso que necesitó apuntar por escrito el teléfono de nuestra asociación.

Es la nueva tarjeta de visita, el código que más viralidad genera entre usuarios individuales. Es la fórmula para impactar con la información específica en el target concreto y generar un call to action realmente medible. Por parte del usuario, requiere un smartphone con cámara y una aplicación gratuita.

En los últimos meses, han surgido infinidad de sites donde se genera el QR de modo gratuito, para todo tipo de soportes y vinculado a cualquier red social. Uno de ellos es RCode Monkey, un sistema inmediato que permite generar el QR personalizado, por ejemplo, el de tu web.

qrtoni

Si se busca ago más fashion, se puede optar por “tunear” el QR en esta web, que nos pedirá registrarnos al final del proceso. Otras opciones más sencillas se pueden incorporar al navegador Chrome, de Google, y permiten viralizar el código en segundos. Los iPhones siguen siendo los dispositivos más populares usados ​​para escanear códigos QR, y los Android no paran de aumentar su actividad en los dos últimos años, como señala el último informe de QRStuff.

Entre las utilidades en Internet más recurrentes, siguiendo la misma fuente, se encuentra el QR de web, datos personales, Facebook y Google Maps. Es evidente que su uso en marketing se dispara de modo espectacular y las limitaciones tecnológicas comienzan a desaparecer. En esta infografía se aporta una visión de lo más trendy:

QR Code Usage Statistics

Querizarse está de moda, y si no eres amigo de los tatuajes, no te olvides de imprimir el código en tu T-Shirt este verano. Todos querrán hacerse selfies contigo. Tendrás un atractivo irresistible, al menos digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.