Update del Social Media Week

La última Social Media Week de Barcelona tuvo algunas claves interesantes. Estas son finalmente las que destaco.

  • Damm. Su Community Manager, Oriol Colominas, explicó cómo interactúa y no interactúa Estrella Damm. La apuesta por lo cultural, especialmente la música, es su principal objetivo, intentando marcar tendencia en vídeos de máximo impacto. La ética también es un hecho diferencial para esta marca que evita territorios de riesgo para su imagen, como son los públicos menores de edad. Como novedad, su última acción promocional multimedia. Aquí, su ponencia completa. Además, gracias a la #SMWBCN, pudimos ver en primicia el nuevo spot de la marca: #entrenaelalma.
  • El futuro de las analíticas. Se buscan herramientas inteligentes y humanas, no automáticas e insensibles. Sistemas que permitan conocer aspectos cualitativos y cuantitativos de la audiencia, pero especialmente la evolución futura. Todos los expertos coinciden en que una buena analítica es integral, sencilla de manejar y, sobre todo, fácil de interpretar. Además, sin KPIs estratégicos y sin una definición de la conversión, analizar no sirve para nada. La última versión del software BrandRiders fue presentado en directo en la #SMWBCN en una conferencia muy ilustrativa.
  • Memecracia. Los contenidos que sintetizan un concepto y resultan ser más virales que la propia publicidad rompen el saque en cualquier canal y plataforma. Ser original, actual e hilarante es la receta perfecta para un memero, ya sea a través de texto, imagen o vídeo. Velocidad y multidireccionalidad son los parámetros medibles. Delia Rodríguez, experta en el tema y periodista de El Huffington Post, lo explica con precisión. Si quieres impacto, meméalo. Podéis recuperar su ponencia aquí.
  • Buena reputación. ¿Escuchar todo, todo y todo? No, sólo lo relevante. Para evaluar la reputación de una marca, el seguimiento de lo que se dice tiene que ser de 360 grados, abarcando lo que se habla en los mismos medios de comunicación, como la televisión y la radio. Pero la reputación no se compra, se conquista. Otro tema es la ironía. Difícil su seguimiento, pero natural en la conversación. También ha quedado claro que los que venden a peso links y followers desaparecerán en breve. Oscar Trabazos lo contó con detalle en su intervención y fue recogido por la prensa.
  • Red al poder. Las democracias sociales son también digitales. La opinión y la crítica derrocan o instauran sistemas de poder en cuestión de días, cuando antes se tardaba lustros. Pero a las personas no basta con escucharlas por Internet, hay que salir a la calle y conocerlas, vivir el contacto personal.  Antoni Gutiérrez ofreció en esta conferencia su visión.
  • Tweetredadas. Malos tiempos para los cacos. Los tuiteros son más cívicos de lo que se pensaba y, en algún caso, la red actúa pillando con las manos en la masa a los delincuentes. Carlos Fernández, Community Manager de la Policía Nacional, es el impulsor del nuevo lenguaje de las fuerzas de seguridad del Estado y el resultado son 350 delincuentes entre rejas. Los polis, como todo el mundo, también son tuiteros (ver aquí).
  • Transmedia con matices. El barrendero que cantaba con niños de un colegio de Madrid la canción de Bob Esponja ya no volverá, pero ese es el camino. Eduardo Prádanos, de Havas Media, es de los que piensa que la realidad y el espectáculo son sociales, callejeros y nacidos del corazón. Las marcas tienen que entrar en ese contexto de diálogo y sensibilidad natural del público. Su presentación en Slideshare:

Los rumbos en Social Media son cambiantes y radicales. Todo puede pasar. Si Facebook ha comprado WhatsApp, el Presidente del Gobierno podría tuitear mañana el desayuno con su mujer. Contagiarse es la clave.

Links recomendados: Todas las ponencias de la #SMWBCN y todos los artículos de El Periódico relativos al evento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.