2019 hiperemocional, mientras llegan los “Z” break-free

Próximamente detectaremos cambios esenciales en las nuevas audiencias y en la naturaleza y oferta de los medios. Estas son algunas claves :

    1. Generación Zeta. La última en llegar y con wifi debajo el brazo. Comprarán un vehículo eléctrico, no verán kioscos y destrozarán cualquier fuente fake en segundos; tiemblan, por tanto,  las cabeceras de la prensa histórica más rigurosa. Rechazan las organizaciones jerárquicas y tiene sensibilidades diferentes ante sistemas e ideas tradicionales. Una nueva forma de leer, comprender y asimilar la realidad del medio.
    2. Adiós a la privacidad. Todos sometidos al reconocimiento facial y el escarnio público. Un peatón o conductor incívico verá su rostro publicado en pantallas por toda la ciudad hasta que pague la multa. El sistema está vigente en China. Cuestión de tiempo.
    3. Comunicación hiperemocional breakfree. La verdad es sentimental, lo creíble ha de ser humano, sin lágrima y/o sonrisa no hay historia. Un engagement más potente, si cabe que el mismo storytelling.
      ADIDAS, pero realizado por un espontáneo:

      Las ideas dejan paso a los testimonios. Pero como siempre, será la Superbowl quien marque las tendencias en todos los canales.
    4. Digitalización radical. Todos los procesos personales de comunicación, desde los administrativos hasta los profesionales, dirán adiós al papel. Y no necesitará ser portador de los papeles del notario, ni de las radiografías del dentista. La electrónica empieza a sustituir a la tinta mucho más deprisa. La reconversión de los perfiles profesionales se acelerará para dar salida a esta nueva oferta.
    5. El microinfluencer es más efectivo. Los grandes parlanchines de Youtube ralentizarán su crecimiento y las audiencias se segmentarán entre los pequeños “micro-influenciadores”. Canales de pago en Youtube para ver a los mejores y oferta de nuevos contenidos en este sentido en las plataformas vídeo bajo demanda.
    6. Según Zenthinela, compuesto por panel de directivos, 2018 podría cerrar con una inversión total (medios convencionales y no convencionales) de 12.484 millones de euros. Es un crecimiento del 1,6%. La situación política es el principal factor que espanta las decisiones de inversión, como siempre.La inversión publicitaria crecerá en 2019
    7. No olvidemos lo que nos pasó en internet en 2018:
      # Los consumidores perdieron confianza en Facebook . Cambridge Analytica, combinada con una prensa negativa sin parar, ha llevado a muchas personas a buscar nuevas opciones.
      #  Twitter reprimió la automatización . Si esto ha sido parte de su plan, esa es una estrategia que ya no funciona.
      #  Facebook redujo el alcance de todo el contenido . En un esfuerzo por reenfocar a sus usuarios en conversaciones significativas, FB dijo adiós al tráfico!
      #  Instagram lanzó IGTV. En un intento por crear una alternativa a YouTube, crearon una nueva plataforma de video vertical de formato largo.
      #  YouTube lanzó Historias . No queriendo quedarse atrás, decidieron convertirse en “como Instagram”.
      # Facebook revisó los grupos . Al agregar Fiestas de Watch, análisis y distintivos para usuarios activos, FB hizo todo lo posible para este producto.
      # LinkedIn ha renovado los grupos . Esta plataforma propiedad de Microsoft decidió revisar el producto de sus grupos para atraer a más usuarios.
      Atentos igualmente al 5G, Blockchain, cloud computing y multicloud.
      Pero el espectáculo continúa. Nada como el directo para revivir la nostalgia con el gran maestro Paco de Lucía en el Palau de la Música en Barcelona. Un botón de muestra en Youtube:FELIZ AÑO

¿Está la información de España en manos de pirómanos?

Asistimos en el escenario mediático a una explosión de mensajes en los medios cuyo objetivo parece más enfocado a justificar opciones políticas que a describir la realidad. La función interpretativa se confunde con la redaccional informativa, provocando una distorsión de la verdad y una falsa percepción de los hechos por parte del receptor. Es especialmente evidente que el poder político conoce los efectos de los Mass Media en una sociedad del conocimiento y los utiliza de modo experto.

Sin ir más lejos, los servicios informativos de La Sexta, o de TV3, emiten continuamente coberturas de la realidad política de Cataluña con sintonías de fondo propias de las películas de suspense y acción.

Los reporteros desplazados emplean un tono de voz alarmista y dramático como si se estuviera produciendo un acontecimiento de alcance mundial, en algunos casos puede que justificado, pero la mayoría de veces sin necesidad.

Buscan incansablemente las imágenes más provocativas sin darse cuenta que incitan a la radicalización de las ideas en la opinión pública. El viejo sofisma de tomar la parte por el todo. Igualmente se pone bajo palio a voces rocambolescas y sin ninguna autoridad o representatividad social (Stoichkov). Su punto de vista solo contribuye a simplificar y devaluar el debate mediático.

Capítulo aparte merecen los debates. En ocasiones, especialmente en los canales públicos y privados de TV y radio, los tertulianos de una opción se encuentran en minoría frente a otros: el tonto útil.

Incluso, en tiempo de emisión se decanta el favoritismo a una de las tendencias. Basta escuchar Catalunya Radio, de la Generalitat de Catalunya, o la misma COPE, en este caso privada, pero con participación de organizaciones como la misma Conferencia Episcopal.

¿Sensacionalismo?

En la prensa escrita hay una continua editorialización de las informaciones, y en algunos casos, se orientan a la justificación de las posturas políticas.

El “avestrucismo” también es clamoroso. El diario Avui, de patrimonio público,  silenció la manifestación multitudinaria del día ocho de octubre en Barcelona. La cobertura del evento fue la más extensa realizada por los medios hasta la fecha.

Inacabables serían los ejemplos de tuits, post y muros de Facebook donde se redistribuyen imágenes sesgadas o montajes, así como comentarios de falsas identidades. Aún es pronto para reunir una muestra de análisis, pero nunca antes había caído tan bajo la objetividad del periodismo en España. Los reportajes serios y contrastados de unos medios son menospreciados por los otros de la competencia. Columnistas históricos se encienden en el insulto y la falta de respeto con sus colegas. Tuiteros de reconocido prestigio, pero hoy a sueldo, se enzarzan en combates dialécticos diarios sin ninguna aportación a la construcción de una información profesional.

Da la sensación de que algunos han logrado que se desnaturalice la sensatez en la comunicación y contagian esa descomposición irracional al entendimiento de la audiencia. Un perfecto discurso del odio.

El resultado es una psicosis social generada por hiperinformación manipulada, en clave narrativa y ficticia. Algo tiene en común con la Guerra de los Mundos de H.G. Wells.

Y en medio de todo este panorama, políticos como Pablo Iglesias protagonizan y producen sus propios programas de televisión, adornándose de una supuesta credibilidad y emulando un reportero profesional.

Cabe esperar que los propios responsables de la rigurosidad y la ética informativa emerjan de su letargo, o iremos a una polarización absurda durante semanas o meses, solo por justificar la última subvención recibida del Gobierno de turno, o anunciantes que piden más que un impacto publicitario en los espacios informativos.

Reporteros sin Fronteras ha dado la alarma por la persecución desde el aparato propagandista de la Generalitat, o por su lado el Colegio de Periodistas de Cataluña por la intromisión policial.

Atentos a sus pantallas y no caigan en ese barro. Creo que el sentido común del lector prevalecerá sobre el vicio del relato surrealista y castigará finalmente al embaucador.

Lo necesitamos.

Sequía, apps y libertad

Es una aldea, una más que se difumina entre los profundos llanos y eras de nuestra piel de toro. Reposo frente a un pozón de la dehesa, con el agua de tintes férreos y el pasto ya amarillo.

Un paisano viene de dar de comer a una piara de pata negra.

Le pregunto por el wifi, por la cobertura, por los trámites del ayuntamiento. Me ofrece la yegüa por 600 euros, no la puede mantener y va para el matadero. Mientras la cuba se llena y arranca el tractor dirección al establo, responde: “To eso lo sabe mi hijo“.

Profundos estudios sobre las funcionalidades de las webs de Extremadura (EPI)  dicen que por ahí la cosa digital  está por hacer, muy cierto.

Pero es más verdad que de lo que la gente vive en tierras de España es de llover, no de que instalen una antena.

La sequía no la arregla internet, ni la comunicación. Quizás un trasvase, pero aún así.

En la misma aldea de la que hablamos no existe la prensa del día – perdón, sí, la del anterior-.

Cuando “el” diario acierte el tiempo de la comarca seguramente Paco, el del ultramarinos, invitará a una ronda de vino de pitarra.

Apunte del último congreso de la Sociedad Española de Periodística en Elche. Sabias fueron las palabras de Lucy Küng, del Oxford-Reuters Institute for the Study of Journalism: no enamorarse de las shiny new things.

(Más del recomendable Congreso)

Creo entender que detrás del artificio y la última virguería desarollada en Java tiene que haber organización, estructura, entidad, viabilidad empresarial, contenido relevante; o sea, la profesión de comunicar.

Si no, mucho hablar y poco regar.

Si se appiza la información, o se hace más “mobile web” no se sabe. Por el momento, los innovadores tiran del carro (UMH), mientras el fantasma de la “dependencia político-publicitaria”  igual decide la continuidad de algunas “cabeceras”.

El subvencionismo es la enfermedad nacional de España, no la envidia. Porque el gato al agua se lo llevan los de siempre, no engañemos.

La figura del paisano se perdía  en el horizonte dibujado por la charca, encinas y alcornoques.

Entendí su “no conversación” con lo digital. La lluvia no se compra. Pero eso, para los hijos del asfalto, no es una brecha.

Los que somos del mobile first, tenemos otros problemas, según Comscore

 

 

 

 

Y el agua no está en nuestras prioridades “Maslowdianas”

 

 

 

 

Lección del aldeano: Ni  pasto, ni ganado salen del smartphone.

Hay que dejarse la piel, y eso, también hay que enseñarlo con los mejores ejemplos, con las/los inolvidables profesionales, como fueron Verónique Robert  o Clare Hoolingworth, que junto a cientos de redactores anónimos dan sentido a todas las ciencias de la información y el periodismo.

Sin valentía no hay victoria, tampoco información.

Nuevos medios 3.0 y realidad virtual

realidad virtual toni gonzalez pacanowski
realidad virtual

La realidad virtual está avanzando en el periodismo, sin embargo, el medio emergente de realidad virtual todavía no es dominante. Las nuevas generaciones de profesionales tienen una nueva sensibilidad con este fenómeno ¿Cambiará la forma de relatar y contar las noticias?

Continuar leyendo “Nuevos medios 3.0 y realidad virtual”

SEO, Visibilidad y Comunicación en la Universidad de Alicante

Alicante: Jornada SEO y Comunicación 2015

Visibilidad, Posicionamiento en Buscadores y Web Social
Cibermedios y Sitios Intensivos en Contenidos

Data: 13 nov. 2015
Hora: 09:00 -13:30
Lloc: Universidad de Alicante Salón de Grados Facultad Ciencias Económicas y Empresariales

Continuar leyendo “SEO, Visibilidad y Comunicación en la Universidad de Alicante”

Grupo Vocento busca novia, abstenerse endeudadas

Que Vocento haya mejorado sus ingresos por publicidad es lo que se esperaba en el primer semestre de este año. Sí ha entrado en beneficios, también, pero todavía debe casi tres veces lo que gana (ratio de apalancamiento de 2,7 sobre EBITDA).

Por la vía de apretarse el cinturón todo el mundo adelgaza, pero al mismo tiempo hay que hacer un poco de ejercicio ¿Nuevos proyectos de alcance, inversiones, innovaciones? Que se sepa, no. Continuar leyendo “Grupo Vocento busca novia, abstenerse endeudadas”

Aquellos locos mass media en sus viejos cacharros…

En 1965 el Oscar al mejor guión se lo llevó la película Those Magnificent Men in their Flying Machines.

Narra las peripecias en 1910 de una carrera de aviones de época entre Londres y París, patrocinada por un afamado editor de periódico británico.

Todos compiten arriesgándose en artefactos totalmente innovadores.

Así sucede también  hoy en el sector de los medios de comunicación: cada uno intenta volar como puede. Continuar leyendo “Aquellos locos mass media en sus viejos cacharros…”